Guías Telescópicas

Información adicional

Guías telescópicas:

Disponemos de casi 100 modelos de guías telescópicas con una capacidad de carga que varía desde unos pocos kilos hasta más de 1.000 kg. Las longitudes en cerrado van desde 150 mm hasta 2 metros, y desarrollo/recorrido útil desde 100 mm a 3 metros.

Posibilidades de extensión/recorrido útil:

Las Guías telescópicas CHAMBRELAN pueden constar de dos, tres o cuatro elementos, obteniéndose extensión parcial (67%), total (100%) o superextensión (150%) respectivamente.

Materiales:

Dependiendo de cada aplicación, disponemos de guías en acero para la mayoría de las aplicaciones, aluminio por su ligereza y acero inoxidable para las aplicaciones en medios corrosivos o sectores alimentarios.

Bloqueos:

Las guías telescópicas estándar se suministran con topes de apertura, pero sin ningún tipo de bloqueo. Dependiendo del modelo, existen las siguientes opciones de bloqueo:

  • Bloqueo en apertura (la guía queda bloqueada cuando está totalmente abierta).
  • Bloqueo en cerrado (la guía queda bloqueada cuando está en posición cerrada).
  • Bloqueo en apertura y cierre.

 

También disponemos de un sistema de bloqueos externo más ergonómico con tirador de doble asa, que puede ser adaptado a cualquier cajón. Guías telescópicas bidireccionales: Para los cajones que necesitan tener acceso a cada lado, disponemos de guías telescópicas bidireccionales de 2 ó 3 elementos. El tirador de doble asa DD proporciona una solución llave en mano para bloquear el cajón en la posición central.

Guías telescópicas desmontables:

Para facilitar las labores de mantenimiento o de fácil montaje inicial, existen guías telescópicas cuyo último cuerpo puede extraerse para luego volver a ser montado.

Las guías se suministran con grasa de rodamientos de alta presión para una óptima duración de vida. Las guías telescópicas requieren de poco mantenimiento. En caso de condiciones especiales (abrasión, gran número de ciclos, suciedad...) hay que prever un mantenimiento regular y sistemático.

Los principales campos de aplicación son los siguientes:

 

  • Extracción de cajas de baterías (ferrocarriles/autobuses).
  • Vehículos contra incendio y rescate.
  • Máquinas vending.
  • Puertas automáticas (transporte público, centros comerciales, ...).
  • Protección de máquinas.
  • Racks.
  • Etc ...

 

Diferentes tratamientos superficiales

Ejemplos de aplicación: